Aplicadas cuidadosamente a cualquier tipo de acristalamiento, tanto por el interior como por el exterior, las láminas de control solar, llegan a rechazar hasta el 90% de la energía solar, aislando de forma efectiva el cristal, en invierno, reduciendo la entrada de frío y la pérdida de calefacción. Y en verano, reduciendo, la entrada de calor y pérdida de aire acondicionado. 

 Aportando grandes beneficios económicos:
* Reducen considerablemente la entrada de calor (protección de rayos infrarrojos de hasta el 98 %);
* Control de deslumbramiento (reduciéndolo en un 99 %);
* Una reducción importante de los costes de aire acondicionado;
* Absorción casi completa de radiación solar UV.
Las láminas de control solar mejoran los niveles de aislamiento, reduciendo y hasta eliminando la necesidad de aire acondicionado.

Consúltanos por Whatsapp

Si quieres más información rellena este formulario

Por favor, revisa los campos seleccionados
Antes de firmar/enviar tu solicitud, lee y acepta nuestra información básica sobre protección de datos, contenida en nuestra política de uso de datos

Gracias por contactar con nosotros

En la mayor brevedad posible nos pondremos en contacto con usted